¿Quién dijo que las zapatillas se usan solo para hacer deporte?

Hoy en día la zapatilla ha pasado a ser el zapato multiuso que, contrario a lo que uno imaginaría, sirve tanto para hacer deporte como para salir a pasear o a bailar. Especialmente si las zapatillas proporcionan un look urbano, callejero y están hechas de manera tal que proponen una alternativa a la típica zapatilla de lona. Estas son las zapatillas Converse.

No por nada esta marca ofrece una opción para cada ocasión y, pese a mantener su línea, logra atraer a cualquiera. No es difícil combinar las zapatillas, especialmente las de la nueva colección otoño invierno 2013, que incluyen el modelo Chuck Taylor All Star. Estas son las zapatillas versátiles, que vienen bien tanto para salir a caminar como para ir a un concierto. Y les diré algo; el hecho que proporcionan el famoso “efecto usado” que tanto se busca las hace más deseables aún.

¿A quién le gusta que las zapatillas estén totalmente limpias y nuevas?

De hecho, es típico pisarlas un poco y usarlas en la casa por un tiempo para estrenarlas como si ya estuvieran degastadas.

Con esta nueva colección se te hará tanto más fácil combinar tu ropa con los zapatos. Casi darás la impresión de haberte puesto lo primero que encontraste, sin pensarlo mucho, y aún así llamarás la atención.

Con “Shoes are boring, wear Sneakers” Converse propone, más que la utilidad de las zapatillas, lo que implica ponerse una. No va tanto por el lado que las zapatillas son cómodas y los zapatos no. Tiene más que ver con que, al momento de ponerte unas zapatillas con colores y texturas varias, estás asumiendo una postura; la de una persona ágil, movida, creativa y emprendedora.

Ponerte zapatillas es hacer un “statement”. Implica afirmar que estás dispuesto a moverte, sociabilizar y disfrutar. Porque digamos la verdad, los zapatos pueden ser lindos, elegantes, incluso coloridos y taquilla, pero a fin de cuenta, son aburridos. Las zapatillas, en cambio, jamás lo serán.

Por eso, Converse propone, más que las zapatillas en sí, un estilo de vida. Y cualquiera puede asumirla; no están dirigidas únicamente a las personas activas, sino que a todos aquellos que están dispuestos a dejar la formalidad y disfrutar de la vida callejera, con todo lo que eso implique.

Los Chuck Taylor All Star vienen en diversos formatos y están hechos con la tecnología ideal para soportar el frío y las lluvias. Tanto los modelos femeninos como los masculinos atraen por su variedad, sus texturas y los colores utilizados. La mayoría están hechas de cuero y siguen el modelo del clásico bototo americano de los años 60 y 70, pero con un toque moderno y un “urban look”. Este invierno propongo la solución perfecta para no quedarse en casa.

@ras_silva

Colecciones de inspiración

Siempre me ha gustado coleccionar objetos antiguos que atraen mi atención por alguna particularidad ; en ferias y anticuarios.

Uno de ellos son las fotografías antiguas de retratos; esas que encontramos por montones en las ferias de antigüedades , esas que han sido olvidadas apiladas una sobre la otra.

Mi trabajo comienza con esta búsqueda, recolección y selección de fotos , imágenes e ilustraciones de revistas y libros.

Lo que pretendo expresar a través de mi obra es el rescate de estos personajes encontrados cuyo pasado desconocemos.

A través de la contextualización de todos estos elementos en una sola composición voy creando escenarios absurdos y extraños que se alejan de la realidad a la cual pertenecieron todos los elementos recolectados y se acercan y pertenecen a un mundo que es parte de mi propio imaginario.

Quiero invitarlos a conocer mi obra en una muestra que se realizará en Casas de Lo Matta en Agosto 2013.

Para quienes me quieran conocer más acerca de mi obre métanse a : www.carmencruzat.blogspot.com.

Carmen.

El año del rayo

Entrando al sexto mes de este año ya podemos hacer un balance bastante positivo de lo que ha sido la temporada musical.
Por un lado el brillante retorno de Daft Punk, por otro la elegante oscuridad de lo nuevo de The National o Nick Cave y también la promesa dorada de nombres como miran hacia adelante como Peace o Savages.
Pero lo más positivo de este año bendecido no deja de ser el retorno del hijo pródigo, del extrañado David Bowie.
The Next Day -su primer trabajo en 10 años- fue un golpe a la cátedra, construido de pasado y con olor a futuro, logrando una sensación de extraña comodidad.
Son joyas como The Stars (are out tonight), How does the grass grow? o Heat las que firmarán un 2013 memorable en el que el hombre del rayo decidió poner nuevamente su firma. Y frente a eso, a nosotros sólo nos queda sorprendernos, aplaudir y disfrutar.
Like the fucking old times.

Una flor más en un desierto que florece, una voz más entre las voces que entonan la nueva canción.

Hay quienes dicen que dedicarme a un proyecto musical es intentar abrirme camino en una industria enferma terminal. Cada vez que escucho esto me asusto porque me conecta con la fragilidad de mi vida. Lo único bueno es que todas las vidas son frágiles, lo difícil es aceptarlo, así que en ese sentido yo tengo algo de terreno ganado en relación a quienes NO se dedican a su pasión o a algo que le de sentido a su vida, que creo es la mayoría de la gente!

Hoy vivimos en un tiempo donde por fin ha comenzado la crítica social a gran escala. ¿Y cómo no iba a ser así? Chile acogió la globalización de la misma manera que un cómico profesor del colegio contaba que las nativas chilenas “se abrían de patas al gringo” en la época de la colonización de este territorio tan lindo. Si por un lado esto trajo consigo que Chile fuese un país adorador mercado, también sembró las semillas que germinaron en los últimos años en forma de activos personajes, algunos de ellos aspirantes a la presidencia de la república, que parecen predicar y marchar en contra del estatus quo porque la globalización no solo nos conectó con el consumismo desaforado, también con el conocimiento.

Adhiero a esa crítica social a gran escala, sin miedo a parecer un amargado (y afortunadamente no lo soy), porque creo que a todos nos daña que la mayoría de la gente viva para consumir y, por lo tanto, no se dedique ni tenga la mente abierta a trabajar en aquello que le de sentido a su vida y que responda a su sentir profundo, nos daña no realizar nuestras pasiones ni desarrollar nuestra sensibilidad… Porque a todos nos daña sentir que lo más importante sea ganar plata. Y esto NO es un problema de las personas, es un problema de los valores de nuestra cultura. Da para tomárselo en serio, como la vida misma. Si: la naturalidad de la expresión, la cooperación, la durabilidad de las cosas, la búsqueda del equilibrio dinámico, la conciencia de que estamos interconectados a todos y al todo, son aspectos tan subvalorados en nuestra cultura, entonces en vez de ayudarnos como seres humanos y como mundo, nos estamos perjudicando, a todos Y al todo.