Category: Paloma Agliati

Los sabores de India

La India tiene maravillosas atracciones culturales como coloridas vestimentas, salvajes paisajes y artesanía de calidad, pero si hay algo que destacar es la diversidad gastronómica de la cocina local.DSC_3875 2

Cada madrugada, cientos de monasterios a lo largo del país se preparan para cocinar gigantescas cantidades de comida para repartir gratuitamente a los residentes y devotos que se acercan al lugar.

Queriendo probar la sabrosa y muy picante merienda me instalo en la fila donde mendigos vestidos de naranjo y mujeres de pelo blanco esperan con bolsas de plástico, ollas metálicas o lo que sea para recibir lo que llaman el Prasad.

Sobre un plato artesanal hecho de hojas de árbol, una gran cucharada de arroz blanco otra de arroz amarillo, un par de currys de vegetales y otras salsas de legumbres adornan mi plato de diferentes colores, sabores y aromas que impacientemente me muero por probar. El sabor de la preparación casera y las diferentes especies llenan mi paladar y estomago de felicidad.

Puedo asegurar que por muy poco dinero que un viajero tenga en sus bolsillos, en la India, hambre jamás pasará, ya que la comida, el tecito y las galletas es lo único que con una amplia sonrisa y un gran corazón, la gente no duda en ofrecer.

Para leer más acerca de la India y los viajes de Paloma
www.isfolkie.com

Fotografías en India

Ser una viajera solitaria con una cámara encima muchas veces es una complicación, existen lugares y culturas donde se dice que el retrato de una cámara absorbe la energía espiritual y no es extraño frente a una situación así que el retratado quiera encomendarte al de abajo.

DSC_4940

India era una situación desconocida para mi, donde los duros rostros y el extraño idioma no me dejaba descubrir como sería esta misión. Durante mis primeros días debo reconocer que casi no saqué la cámara, intentando investigar un poco sobre el comportamiento local y la reacción de la gente. Con el tiempo fui conociendo el lugar y a las personas, empecé a tirar los primeros disparos, mágicamente una energía se apodero de la cámara y las personas curiosas se acercaban para mirar.

Poco a poco, me acercaba preguntando si podía sacar una foto y en cada oportunidad me encontraba con la positiva respuesta de sus caras, pero algo mucho más inesperado fue el encontrarme con que para cada fotografía, los indios adquirían una pose innata, desafiante, mirando directamente el lente, enderezando la espalda y dejándome capturar cada sutil rasgo de sus rostros.

Fotografiar en India ha sido una de la experiencias más desconcertantes pero enriquecedoras donde he trabajado, donde la gente muchas veces levanta su mano para llamarme a que les tomé una foto o esperan a que mueva todos los botones para capturar la mejor luz posible mientras sus brazos cuelgan de la ventana de un tren y sus ojos siguen fijos en el obturador de mi máquina.

India es un país maravillosamente generoso, amistoso, con rostros expresivos y lugares desbordantes de color y texturas, donde los movimientos sutiles de los vestidos y el olor de las frutas logran impregnarse en los pixeles para obtener, curiosamente, esa imagen deseada.

*Para leer más sobre la india, sigue a Folkie en www.isfolkie.com

En catalán

“Recostada en el sofá de mi habitación, con la cabeza colgando y los pies en alto, observo a los vecinos desde el suelo de sus balcones, como si mirar el mundo al revés tuviera un mejor entendimiento.
_DSC0332
Intento relajarme apreciando el movimiento de las ropas tendidas en las barandas, las cuales parecen bailar para el mismo sentido dejándose llevar por una brisa calurosa y húmeda.

En el fondo de la escena se escucha una alegre música Hindú que hace bailar mis piernas desnudas, las túnicas colgando brillan con el reflejo del sol y los colores resaltan por sobre esa sucia y vieja pared del edificio de en frente.

Con la sangre apoderándose de mi cabeza, sigo observando cuando de repente descubro el murmullo de un niño de origen oriental quien de balcón a balcón, cuenta historias de príncipes y reyes a su bella vecina en Catalán”.

Este párrafo es parte de mi observación sobre la diversidad cultural existente en la ciudad de Barcelona, gracias a la constante inmigración de razas orientales, quienes buscan el sueño de un futuro de nuevas y mejores oportunidades para ellos y por sobre todo, para los más pequeños.

www.isfolkie.com