Fotografías en India

Ser una viajera solitaria con una cámara encima muchas veces es una complicación, existen lugares y culturas donde se dice que el retrato de una cámara absorbe la energía espiritual y no es extraño frente a una situación así que el retratado quiera encomendarte al de abajo.

DSC_4940

India era una situación desconocida para mi, donde los duros rostros y el extraño idioma no me dejaba descubrir como sería esta misión. Durante mis primeros días debo reconocer que casi no saqué la cámara, intentando investigar un poco sobre el comportamiento local y la reacción de la gente. Con el tiempo fui conociendo el lugar y a las personas, empecé a tirar los primeros disparos, mágicamente una energía se apodero de la cámara y las personas curiosas se acercaban para mirar.

Poco a poco, me acercaba preguntando si podía sacar una foto y en cada oportunidad me encontraba con la positiva respuesta de sus caras, pero algo mucho más inesperado fue el encontrarme con que para cada fotografía, los indios adquirían una pose innata, desafiante, mirando directamente el lente, enderezando la espalda y dejándome capturar cada sutil rasgo de sus rostros.

Fotografiar en India ha sido una de la experiencias más desconcertantes pero enriquecedoras donde he trabajado, donde la gente muchas veces levanta su mano para llamarme a que les tomé una foto o esperan a que mueva todos los botones para capturar la mejor luz posible mientras sus brazos cuelgan de la ventana de un tren y sus ojos siguen fijos en el obturador de mi máquina.

India es un país maravillosamente generoso, amistoso, con rostros expresivos y lugares desbordantes de color y texturas, donde los movimientos sutiles de los vestidos y el olor de las frutas logran impregnarse en los pixeles para obtener, curiosamente, esa imagen deseada.

*Para leer más sobre la india, sigue a Folkie en www.isfolkie.com

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *